Síguenos

AGROALIMENTOS

Arroz
Los campos de arroz, verdes a la primavera y dorados en verano, llenan de color y contraste el paisaje del Delta del Ebro. El cultivo de este cereal es una de las actividades agrícolas más importantes en el tramo final del río Ebro. El arroz ha acontecido uno de los pilares fundamentales de la economía, pero también de la cultura y de la gastronomía deltaica.
Leer más

El marisco y el pescado
La pesca y la cría de marisco definen el carácter marinero que todavía conservan los pueblos de la costa del Ebro. De hecho, el Delta del Ebro es una zona rica en nutrientes, por la combinación del agua dulce y la salada que reúne las condiciones óptimas para la captura de langostinos, anguilas y la crianza de moluscos.
Leer más

El vino de la Terra Alta
Las terrazas de viña situadas entre valles de acceso difícil siembran el paisaje de la Terra Alta. El clima contrastado, la insolación excelente y el suelo calcáreo de esta comarca ebrenca es ideal para el cultivo de los cepos y la producción del vino de calidad. Se elaboran vinos blancos con cuerpo y alta graduación, vinos tintos con personalidad y vinos rancios y licorosos de renombre internacional que han sido reconocidos con la Denominación de Origen Terra Alta.
Leer más

El aceite
Las condiciones geográficas, geológicas y un clima suave de las Tierras del Ebro han favorecido desde tiempos remotos el cultivo del olivo y la producción de aceite de aromas equilibrados. De hecho, el aceite que se elabora en las comarcas del Baix Ebre, el Montsià y la Terra Alta ha sido reconocido con dos denominaciones de origen: D.O. Baix Ebre Montsiá y D.O. Terra Alta que certifican su calidad, un premio al esfuerzo...
Leer más

Sal
La sal de calidad es un producto que en los últimos años se ha revalorizado. Las salinas del Delta del Ebro, precisamente son un importante centro recolección de este tipo de mineral. Se comercializa la denominada flor de sal, una variedad de producción muy limitada y totalmente artesanal que ha adquirido prestigio entre los gastrónomos y cocineros de renombre.
Leer más

La fruta y el huerto
Las naranjas, las mandarinas o las alcachofas del Delta del Ebro son conocidas por todas partes, por el sabor y la calidad. Los cultivos quedan encajonados entre el río y las sierras que lo bordean, por los cuales favorecen un microclima de altas temperaturas estivales y con frecuentes nieblas matinales que mantienen las temperaturas bajas en invierno, con una primavera y un otoño más frescos. Cuando el verano termina, los campos de cítricos se llenan de flores que estallan apenas se anuncia la llegada del invierno.

Miel
La recolección de la miel de sabor dulce y textura viscosa es un oficio bastante arraigado a las Tierras del Ebro, especialmente a los municipios del Perelló (Baix Ebre) y Arnés (Terra Alta). Las variedades más importantes están impregnadas de los aromas de naranjo y romero, dos de las especies vegetales más abundantes en los campos y bosques de estas comarcas. La miel, es un producto de calidad que puede condimentar pasteles, cocas dulces o simplemente, una buena rebanada de pan.
pdf iconLa miel en la mesa