Síguenos

AGROALIMENTOS - LA SAL

La sal de calidad es un producto que en los últimos años se ha revalorizado. Las salinas del Delta del Ebro, precisamente son un importante centro recolección de este tipo de mineral. Se comercializa la denominada flor de sal, una variedad de producción muy limitada y totalmente artesanal que ha adquirido prestigio entre los gastrónomos y cocineros de renombre.

Las salinas de la Trinidad están situadas en el extremo sur del Delta del Ebro, en la península de los Alfacs y ocupan una extensión aproximada de 1.000 ha. Cada año se extraen cerca de 25.000 toneladas de sal exportadas en gran parte al norte de Europa. Entre los tipos de sal más apreciados que se producen destaca la Flor de Sal que se trata de una sal pura, recolectada mediante técnicas tradicionales. Tiene un sabor sutil a violetas y un delicado olor marino. La extracción de sal a la desembocadura del río Ebro es una actividad que se remonta a la época árabe.

Las salinas están situadas en un entorno medioambiental muy frágil en la Punta de la Banya, catalogado como reserva Natural Parcial. Por este motivo la visita a este espacio está restringida y hace falta solicitar permiso a las oficinas del Parque Natural del delta del Ebro y a Infosa, la empresa encargada de la explotación de este recurso natural.